El Cuarto Mono de J. D. Barker

El inspector Porter recibe un aviso a pesar de encontrarse temporalmente fuera de servicio. No es un incidente aislado, El Cuarto Mono ha vuelto a actuar y esta vez todo a punta a que se ha suicidado. Su modus operandi es único. Envía tres cajas blancas a los padres de las víctimas que secuestra y mata: una primera con una oreja, una segunda con los dos ojos, y otra con la lengua. Finalmente acaba dejando abandonado el cuerpo sin vida en un lugar cualquiera.

Junto con al posible cadáver de El Cuarto Mono, descubren una oreja y una posible víctima. También el asesino ha dejado un diario en el que relata por qué siente la necesidad de erradicar el mal de este mundo sirviéndose de la tradición japonesa de los tres monos: no oirás el mal, no dirás el mal, no verás el mal. El cuarto, no harás el mal, es la vara de medir de un asesino dispuesto a todo.

El Cuarto Mono

Un thriller retorcido y con un ritmo frenético que me ha maravillado. Desde la primera página va directo al grano, a la acción. Los puntos que describe tanto de los lugares como de los personajes son muy acertados y breves. Lo suficientemente concisos como para poder centrar todo el foco en el desarrollo de la historia y no en los adornos.

Hay varias tramas, dos de ellas marcadas en la división de los capítulos. El pasado del asesino y el presente de la investigación. No sabría decir cuál de las dos es más intensa y retorcida. Hay algunos capítulos que están narrados desde la visión de otros personajes que son secundarios pero necesarios para realizar ciertas acciones que el protagonista no puede hacer por sí mismo.

También me pareció acertado el uso de pequeños esquemas simulando la pizarra que tienen en comisaría de forma que el lector mantiene presentes todos los pequeños detalles de los asesinatos y las pistas encontradas hasta el momento.

En cuanto a la narrativa me gustó que mezclase oraciones largas encadenando descripciones o sucesos y en otras fueran frases muy cortas y contundentes. Golpes directos al estómago.

El final queda resuelto y ¡de qué forma! Sin embargo, se abre un nuevo hilo del que tirar en una próxima obra, La quinta víctima.

Si quieres leer El Cuarto Mono, puedes comprarlo aquí.

Otra novela que te puede maravillar es Todo esto te daré de Dolores Redondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

💛️ También te podrían gustar las siguientes entradas:

El instinto de Ashley Audrain

La primera novela de Ashley Audrain, El instinto traducida por Carlos Jiménez Arribas, es una historia difícil de olvidar. Incluso me atrevo a decir que es un libro que no es apto según en qué momento vital te encuentres. Blythe es la protagonista central de El instinto. El dolor de su pasado familiar se entrelaza con el horror de su presente. ¿Se puede repetir la misma estela familiar? Es complicado discernir qué es verdad y qué es mentira en una historia con tantas caras. Y gran parte de su magia está incrustada en ese rompecabezas. El instinto Blythe creía que se conocía a s ...
Quiero leer más

Promise 593, ¿eres tú a quien busco?

libro con corazón Caminos con corazón La Tierra se va a acabar en tres días, ¿qué harías? Y si además, eres la única que puedes salvarte, ¿te salvarías o te dejarías llevar hacia el abismo sin poner freno ni ganas? Promise 593 es un libro que engaña. Me explico. Cuando lo tocas por primera vez y ves el tipo de letra y el número de páginas crees que lo devoraras. Error. Hay que saborearlo, sacar el ju ...
Quiero leer más

El Encanto de Susana López Rubio

libro el encanto Este verano he disfrutado muchísimo leyendo. Tenía unas ganas locas de devorar páginas, adentrarme en historias y sacar las alas imaginarias a tomar el sol. No sé si os ha pasado alguna vez que hay libros que os rondan. De repente ves a alguien por la calle que lo lleva de la mano, pocos días después otra persona te habla de él. Y así como si de una pequeña hormiga se tratase, va abrien ...
Quiero leer más

Mis libros favoritos de 2019 y su lado oscuro

Destacar mis libros favoritos de 2019 ha sido más fácil que otras veces. Este año me propuse leer 60 libros. ¡Qué ilusa! Me vine arriba pensando que si de forma habitual leo entre 50 y 55 libros al año, subir un poquito la marca no iba a suponer una drama. ¡Qué bonita es la inocencia! No solo no lo he conseguido, es que ni me he acercado a mi ritmo habitual. Haber abierto El club de los idiomas me ha supuesto un desgaste físico pero, sobre todo mental, con el que no contaba. He tenido tan fundida la sesera que no me apetecía hacer lo que más me gusta: leer, escribir y hacer deporte. ...
Quiero leer más