La ciudad de los inmortales: Entrevista a Jaime Escribano

novela histórica la ciudad de los inmortales

En estos días de calor, playas atiborradas y asfalto que arde te propongo un viaje en el tiempo, concretamente hasta Atenas en el año 431 a.C. Allí nos espera la novela histórica La ciudad de los inmortales, que acaba de publicar Jaime Escribano, fotógrafo y escritor.

A través de esta entrevista, Jaime nos desvela todos los detalles de esta historia cargada de misterio, suspense y personajes repletos de contraste. También conocemos cómo se desarrolla la creatividad de Jaime, tanto en la fotografía como en la escritura, y cómo nos invita a vivir a través del asombro.

Puedes seguirle la pista a Jaime Escribano en su cuenta de Instagram o en su web. Si te apetece leer la novela, te dejo el enlace directo. Puedes disfrutarla tanto en papel como en digital.

Vivir con asombro

Te muestras como una persona abierta al asombro, a descubrir más allá de lo evidente y ayudar así a otros a reconectar con esa capacidad que parece perdida al alcanzar la edad adulta. ¿Cómo buscas ese asombro? ¿De qué elementos te nutres?

Lo más importante es no perder nunca de vista lo extraordinario de nuestra propia existencia. Cuando dejamos de tener para siempre a alguien a quien queríamos o perdemos algo que nos importaba, es un poco como despertar de un sueño. Es entonces cuando nos percatamos de la suerte que teníamos. Debemos pensar que, algún día, este día que ahora vivimos será un añorado recuerdo.

Todo cuanto podemos ver a nuestro alrededor es el resultado de miles de millones de años, estará un corto espacio de tiempo y luego desaparecerá para siempre, dando lugar a otras formas, a otras historias. Estamos en la cúspide del tiempo infinito y únicamente lo haremos un instante.

Todo cuanto nuestra especie ha descubierto, a través de la curiosidad y lo que ahora llamamos ciencia, ha sido por causa de mirar el mundo con asombro, como si fuéramos niños.

De lo contrario a nadie se le hubiera ocurrido mirar al cielo en busca del cosmos, ni indagar qué es lo más pequeño que existe o hasta dónde se puede dividir la materia. No se hubieran concebido las matemáticas ni las leyes de la física sin una mirada del mundo basada en el asombro, y entonces nuestras vidas serían muy diferentes a lo que hoy son.

En mi caso trato de no dar nada por sentado, sino intentar averiguar primero si las cosas son tal y como creo que son, y observarlas sin juicio. No es un camino fácil pero te lleva a lugares sorprendentes.

Fotografía y escritura

Además de escritor, eres fotógrafo. ¿Qué historias se esconden en tus imágenes? ¿Sientes unión entre la escritura y la fotografía?

La siento porque probablemente las dos cumplen una función similar. Esto es, capturar un instante y preservarlo para siempre. En el caso de la fotografía ese instante es muy corto y en el de la literatura puede ser desde un poco hasta bastante más largo. Pero en el fondo el concepto es el mismo.

En el caso de la fotografía hablamos de una imagen (o una serie de imágenes) y que, al verlas, nos representamos mentalmente una historia (si hay personas siempre hay una historia entre ellas y aunque se trate de un paisaje, éste puede sugerirnos ideas como soledad, tiempo, tranquilidad o vértigo, por ejemplo). En el caso de la literatura hablamos de una historia narrada que, al escucharla, siempre imaginaremos en nuestra cabeza con imágenes.

Por supuesto, esto no es algo exclusivo de estas dos disciplinas, sino que lo comparten con todas las artes como la pintura, la escultura, la música, etc.

En todos los casos, cuanto mayor sea tu capacidad de observación, más en profundidad llegarás a la historia que contiene.

Ambientación de La ciudad de los inmortales

Acabas de autopublicar tu primera novela histórica, La ciudad de los inmortales. Una historia ambientada en Atenas en el año 431 a.C. ¿Por qué has elegido esta época?

Me apasiona la historia en general y la historia antigua en particular. Como los griegos no distinguían entre el mito y la historia, resulta que los mitos griegos nos cuentan relatos tan sugestivos que los propios griegos llegaron a tomarlos como referentes de sus vidas y, en muchos casos, ellos mismos llegaron a vivir historias a la altura de aquellos.

Estoy convencido de que lo que las sociedades y las personas piensan sobre ellos mismos y sobre la vida, es decir, sus valores, determinan lo que son. Los griegos de la época micénica (en la que se basan los hechos relatados en La Ilíada y La Odisea de Homero) y hasta mucho después, en época helenística, se medían con modelos heroicos que luchaban para superar grandes dificultades, y no podemos negar que aquella gente en gran medida era así.

A ello se une que, en concreto, en el siglo V a.C., en el que suceden los hechos relatados en La ciudad de los inmortales, Atenas implantó un sistema político absolutamente novedoso en el mundo como fue la democracia y las consecuencias que esto tuvo en aquella gente es suficientemente interesante. Más allá de la propia Atenas, puesto que Esparta, a la que se enfrentó en la guerra del Peloponeso, rechazaba dicho sistema. Además, dentro de Atenas, muchas facciones también querían abolirla y tenían sus buenos motivos.

De la democracia, en muy pocos años, surgieron cosas tan increíbles como el concepto moderno de leyes y de justicia, la oratoria y el teatro (tragedia y comedia), la eclosión de la filosofía y sobre todo de un gran número de grandes personalidades.

novela histórica la ciudad de los inmortales

El germen de la novela

 ¿Cómo nació la semilla de la novela? ¿Qué quieres transmitir con ella?

La semilla de la novela surgió en un viaje que realicé por Grecia el año 2014. Siendo un enamorado de la Grecia clásica, visité lugares como Atenas, la península del Peloponeso (Corinto, una de las ciudades más importantes y antiguas; Micenas, la ciudad de Agamenón, el rey que derrotó a Troya según La Ilíada; u Olimpia, el lugar donde se celebraban, cada cuatro años, los juegos olímpicos de la antigüedad).

Estuve en Delfos, el centro del mundo antiguo, donde estaba el templo de Apolo y su famoso oráculo, y al que todos los griegos (y muchos extranjeros, incluidos reyes asiáticos) acudían a consultar la voluntad del dios. Visité las Termópilas, el mítico lugar donde el rey Leónidas y sus trescientos espartanos contuvieron tres días al inmenso ejército invasor del Gran Rey persa Jerjes.

Navegué por el Egeo y me bañé en varias de sus islas. Me impregné del mar que navegó Odiseo (Ulises) y regresé con la idea conformada de escribir una novela que se desarrollara en la antigua Grecia. En La ciudad de los inmortales quise transmitir mi pasión por aquellos lugares y aquellos tiempos. Escribirla fue una forma de estar allí y espero que quienes la lean vivan de alguna manera la misma experiencia.

Lo que pretendí, narrando una historia en una guerra y personajes cuyas relaciones son muy difíciles, es mostrar cómo afrontar circunstancias adversas nos obliga a posicionarnos y enfrentarnos a lo que somos, y eso es en realidad el sentido mismo de la vida, saber quiénes somos y de lo que somos capaces.

Esto, sin dificultades y retos no sería posible, y al final no es la guerra ni los envites con otros lo que ganamos o perdemos, sino a nosotros mismos, ese siempre es el principio y también el fin.

Los personajes en La ciudad de los inmortales

En La ciudad de los inmortales muestras personajes complejos rebosantes de secretos y aristas, ¿cómo has conformado a esos personajes? ¿Cuál ha sido el punto más satisfactorio y complicado de crearlos?

Lo más interesante de los personajes siempre es su complejidad. Tendemos a encasillar a los demás, no solo a los personajes, en buenos o malos y en muchas otras categorías, pero la realidad es que todos somos muy poliédricos y podemos en unas ocasiones ser una cosa y en otras la contraria, o con unos de una forma y con otros de otra. De hecho, la misma forma de ser será percibida de formas distintas según quién o desde dónde nos observen.

Mi gran reto era que los personajes no despertaran una sola sensación en los lectores, sino que fueran difíciles y contradictorios, tal y como somos todos en la realidad, y eso enriquece muchísimo la historia.

Lo más satisfactorio y complicado, al mismo tiempo, ha sido precisamente que nunca pudiera preverse cómo iban a reaccionar ante lo cambiante de los acontecimientos.

Puntos fuertes de la novela de Jaime Escribano

En toda novela hay muchos factores que la sostienen: atmósfera, personajes, trama, narrador… ¿Cuál crees que es el punto fuerte de La ciudad de los inmortales?

Creo que la atmósfera inquietante que se percibe, en gran parte de la historia, es resultado de la narración, que es cuidada y elegante, precisamente para, entre otras cosas, crear ese efecto; y también del comportamiento de los personajes, que nos sumergen en un mundo impredecible y peligroso, donde no es posible confiar en nadie. Y la trama, por su parte, nos va conduciendo hacia un abismo cada vez más profundo, que parece inevitable.

Lo sugestivo, aparte de averiguar cómo escapan los personajes de ese destino, es ver cómo reaccionan ante las adversidades y se las ingenian para seguir adelante.

Ese comportamiento en momentos muy difíciles conforma su carácter y les enfrenta a lo que realmente son.

Temas en La ciudad de los inmortales

En la novela se tratan varios temas como la traición, la política o el mal, pero también la pasión, las uniones y la lucha. ¿Por qué crees que tus personajes se ven más tentados hacia esa parte oscura que hacia una ética férrea?

Más que tentados se ven envueltos, y deben adaptarse para sobrevivir. Como suele suceder en la vida, aquellos que no ponen límites éticos a su comportamiento suelen ser los que toman las iniciativas en momentos crueles como la guerra.

Sin embargo, la historia de La ciudad de los inmortales es, en el fondo, una lucha de ciertas personas por mantenerse a salvo en un mundo en desintegración, aunque cada uno lo haga de un modo y siempre con muchas dificultades.

El ingenio es, en este punto, muy importante, y no está reñido con los principios. Y este es uno de los puntos más interesantes de la historia, precisamente cómo se las ingenian para mantener sus principios a salvo, pese a tenerlo todo en contra. El ejemplo más determinante es Sócrates, pero no es el único, a pesar de las apariencias.

Experiencia con la autopublicación

La ciudad de los inmortales es tu primera novela autopublicada, ¿por qué te has decantado por esta opción? ¿Cómo está siendo la experiencia?

Actualmente creo que es la mejor opción para un escritor desconocido. Puedes controlar todo el proceso, desde la maquetación, la portada, la fecha de publicación, la campaña de lanzamiento, etc.

Amazon ofrece unas condiciones mucho mejores que las editoriales tradicionales, no solo económicas, sino en otros aspectos fundamentales, como la exposición continua a los clientes, con lo que tienes la posibilidad de promocionar tu libro y que en algunos meses se venda bien. Esto es imposible con una editorial tradicional.

La experiencia está siendo muy bonita. He tenido que aprender a maquetar, buscar un diseñador para la portada, promocionar en diferentes canales, aprender marketing, etc. Un poco agotador pero muy enriquecedor.

Qué tipo de escritor es Jaime Escribano

Se habla de que los escritores pueden ser brújula o mapa, ¿te incluirías dentro de esas etiquetas? ¿Cómo es tu forma de escribir?

Apuesto sin duda por el mapa. Una novela como La ciudad de los inmortales sería imposible escribirla sin un esquema previo de la historia, ya que tienes que cuadrar los acontecimientos históricos por su orden, por el tiempo en que transcurrieron y la historia que estás contando, en la que se mezclan hechos reales con personajes reales y otros fabulados con personajes imaginarios, y todo ello debe resultar coherente, verosímil e interesante.

Es fundamental que el lector sienta que está en la época en que transcurren los hechos y que pueda conocerla con todos los detalles posibles, pero al mismo tiempo no verse abrumado de datos innecesarios que no aporten nada a la historia, que debe ser fluida y no soltar jamás la atención del que la está leyendo.

Evidentemente, luego los personajes y la propia historia te van llevando por caminos que no habías previsto, pero se van realizando ajustes. Incluso así resulta complicado, pero estoy convencido de que, de otra forma, es decir, sin una estructura previamente montada, no sería posible.

Diálogos y descripciones en la novela

En La ciudad de los inmortales hay bastante movimiento de diálogo para lo que se suele pensar de una novela histórica, ¿te sientes más cómodo con los diálogos o con las descripciones? ¿Has elegido potenciar ese punto para que haya más intriga y agilidad en la historia?

Los diálogos muestran mucha información de los personajes que no han de contarse con una descripción. Por ejemplo, es mucho mejor leer cómo un personaje habla de forma resentida sobre otro que describir que esa persona estaba molesta.

El lector infiere de los diálogos hechos que el autor quiere que sepa, pero sin decirlo; acercándolo para que lo conozca de primera mano, sin necesidad de tener que explicarlo. Así, se tiene la sensación de conocer al personaje y decidir por uno mismo si le cae o no bien, o si entiende sus motivos o no.

Influencias en La ciudad de los inmortales

¿Cuáles son los autores u obras que más han influido en tu escritura? ¿Te planteas escribir otros géneros o te sientes más cómodo en la novela histórica?

Mis autores de referencia curiosamente no suelen ser de novela histórica. Quizás por eso hay algunos aspectos en La ciudad de los inmortales poco habituales en este tipo de novelas y que sorprende a quien la lee. Quizás el más cercano de mis preferidos a este género es Víctor Hugo. Vuelvo una y otra vez a Gustavo Adolfo Bécquer y Edgar Allan Poe y siento una especial debilidad por Ray Bradbury.

Para preparar esta novela preferí leer las fuentes originales, las cuales me sumergían en la forma de expresarse y de pensar de los antiguos griegos: Vidas paralelas de Plutarco, Las tragedias de Esquilo, Antígona de Sófocles, La apología de Sócrates de Jenofonte o La Ilíada y La Odisea de Homero.

En cuanto a escribir otros géneros, aunque lo recomendable para la carrera de un escritor es decantarse por uno solo, me gustaría mucho probar otros que me encantan como la ciencia ficción. Veremos.

Por qué leer La ciudad de los inmortales

¿Qué le dirías a un lector que no es habitual de este género para que se anime a leer La ciudad de los inmortales?

Le diría que es una novela que, con independencia de la época histórica en la que transcurre, trata de conflictos eternos del ser humano: la pasión y la traición, los valores, la responsabilidad y lo impredecible e insegura que es la vida y cómo la enfrentamos.

En una guerra, las personas quedan expuestas a sus grandezas y sus miserias, y esto es siempre un escenario ideal para grandes historias.

Además, de paso, terminará conociendo muy bien uno de los momentos más interesantes y trascendentales de la historia de la humanidad, como es la gran guerra entre Atenas y Esparta que acabó, desde dentro, con el esplendor de la Grecia clásica.

Tengo que decir que, siendo una novela histórica, también lo es de suspense. Disfrutarán mucho leyéndola, estarán deseando de saber el final pero, cuando éste llegue, les apenará que se haya terminado. Eso me han contado los que la han leído.

Muchísimas gracias, Jaime, por desgranarnos tu novela, creatividad y la forma en la que concibes la escritura. Ha sido un placer descubrir este libro. Te deseo todo lo mejor en este camino literario.

Y a ti, lectora, espero que disfrutes mucho de esta novela histórica y que te haya gustado la entrevista.

Te recuerdo que puedes seguirle la pista en  Instagram o en su web y si te apetece leer la novela, te dejo el enlace directo.

Te mando un abrazo lleno de amor y luz.

*Este post contiene enlace de afiliados de Amazon. Te invito a comprar siempre los libros en las librerías de barrio, pero si decides que prefieres hacerlo a través de Amazon, adquirirlo con los enlaces que te proporciono me ayuda a monetizar el blog. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

💛️ También te podrían gustar las siguientes entradas:

Un abuelo que saltó por la ventana y se largó

[caption id="attachment_446" align="aligncenter" width="665"]Un abuelo que saltó por la ventana y se largó Utiliza las gafas de lo absurdo para adentrarte en él[/caption] Uno de los cambios que quiero introducir y que debería haber hecho antes es nombrar a los traductores de los libros. Como traductora que soy, sé muy bien lo importante que es dar visibilidad a este trabajo que permanece todavía en la sombra y de alguna ...
Quiero leer más

Ikigai: Los secretos de Japón para una vida larga y feliz

Desde mi viaje a Japón, estoy fascinada con esta cultura y con la sabiduría de sus conceptos como Ikigai. Antes de visitar el país nipón, caí en la trampa de pensar que solo era manga y poco más, ¿por qué? Básicamente porque era la información que recibía de este extraordinario lugar. Por eso te animo a que cuestiones los detalles culturales que conoces sobre un país. En la mayoría de casos, tan solo es una pequeñísima muestra de su conjunto. Vamos, es como si dicen que España solo es flamenco. Hoy te quiero hablar del libro Ikigai: los secretos de Japón para una vida larga ...
Quiero leer más

Todo lo que nunca fuimos de Alice Kellen

Todo lo que nunca fuimos es el primer libro de la bilogía Deja que ocurra de Alice Kellen. No había escuchado hablar de esta autora de novela romántica hasta que entrevisté a Abril Camino para el podcast. ¡Qué buen descubrimiento! Axel y Leah se han criando casi como hermanos. Sus padres eran grandes amigos y el hermano de Leah y Axel también. Leah ha vivido enamorada en silencio, Axel era inalcanzable. Sin embargo, el destino pone patas arriba a ambas familias. Los padres de Leah mueren en un accidente de tráfico cuando ella es tan solo una adolescente. Ella está tan rota que se c ...
Quiero leer más

Máxim Huerta y El diario de Paula

emociones que sobrepasan En un mes cambiamos de rumbo y dejamos la calidez de Málaga para trasladarnos al bullicio de Madrid. Arranca una etapa muy soñada y deseada con la que espero dar color a un fondo que sigue algunos días gris. Cuando mi compañero de aventuras y yo dejamos nuestro trabajo decidimos hacer un parón de varios meses para vaciar la mochila por completo y poder entregarnos así a los proyectos que ...
Quiero leer más